RESEÑA DE NUESTRO COLEGIO.

Colegio Confesional Católico Juan Pablo II, dependiente de la Diócesis de Calama, con financiamiento compartido, cuenta con autonomía Pedagógica por resolución exenta  0047 del 1º de Marzo de 1989.


Los lineamientos generales del Colegio, están basados en Cristo como modelo de vida, con tres pilares fundamentales que son: Aspecto Valórico, Disciplinario y Académico. Lineamientos que han fructificado en el logro de la Excelencia Académica desde el año 2006 hasta el año 2009.

Su Sostenedor es Monseñor Guillermo Vera Soto, Obispo de la Diócesis San Juan Bautista de Calama; Rector el Señor Osvaldo Cariaga Segovia; Guía Espiritual el Padre Nestor Veneros Lepe; Encargada de Pastoral, Hermana Bertha Hernández García; Coordinadora académica de enseñanza básica, Señora Marlene Agusto Callejas; Coordinador académico de enseñanza media, Señor Fernando Correa Lazo; Inspector General, Señor Héctor Morán Villalobos; Profesora Orientadora Vocacional, Señora Patricia Ángel Milla; Profesor Orientador, Señor Claudio Olivares Cepeda.

            Nuestro Colegio ha Crecido paulatinamente en infraestructura gracias a la permanente preocupación de la Diócesis de Calama. Actualmente tiene una matrícula de 1.239 alumnos, distribuidos en 36 cursos de  1º Año de Enseñanza Básica a Cuarto Año de Enseñanza  Media, cuenta con una planta de 57 Profesionales de la Educación y 31 funcionarios no docentes.

 

MISIÓN DEL COLEGIO

            Desde un marco confesional religioso-católico, ofrecemos una educación sustentada en un entorno valórico de cercanía y afectividad que sigue el ejemplo de la sagrada familia, formando niños y jóvenes solidarios, de alta formación académica, comprometidos y respetuosos de la Institución de la Familia, logrando así que nuestra acción educativa haga crecer tanto al hombre como al cristiano y que el conocimiento que entreguemos esté iluminado por una visión de fe.

VISIÓN DEL COLEGIO

Buscamos ser un centro que aporta permanentemente a la sociedad cristianos comprometidos consigo mismo y con sus semejantes.  Actores de una cultura capaz de vivir su alegría, constructores de paz y trabajadores por la justicia, guiados por educadores que optan por la vocación de servicio de la solidaridad y el amor fraterno, hasta llegar a ser un profesional de la más alta excelencia académica y calidad humana.



Importantes